18 de mayo de 2024

La verdad de Oaxaca

El periódico de los oaxaqueños

La ruta del tren suburbano al Aeropuerto Felipe Ángeles

El Gobierno de México ya tiene definidas las rutas para llegar al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA). Una de las más rápidas, según lo anunciado, es la ampliación del tren suburbano, con un trayecto que promete un traslado en 39 minutos desde la estación Buenavista, en el centro de Ciudad de México, hasta la terminal aérea, ubicada en el municipio de Tecámac, en el Estado de México.

De acuerdo con los planes publicados por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) del país, la ruta de este ferrocarril es de 42 kilómetros en línea recta, un proyecto del que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador ha presumido en varias oportunidades. “Se están construyendo otras vialidades y la vía de Lechería al Aeropuerto Felipe Ángeles para llegar en tren desde el centro de la ciudad, estación Buenavista, hasta el nuevo aeropuerto en 45 minutos”, dijo en diciembre al supervisar las obras para la movilidad hacia la terminal aérea.

Aunque el costo del viaje aún no está definido, las autoridades señalan que no superará los dos dólares. Según afirmó Manuel Gómez Parra, titular de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Transportes al diario El Universal, el precio del traslado deberá ser menor a los 50 pesos para que sea accesible a los viajeros y a los habitantes de los municipios aledaños. Actualmente, el tren suburbano opera desde el municipio de Cuautitlán a Buenavista, en una ruta de 25,5 kilómetros con un costo de 21,5 pesos por viaje (un dólar).

El tren suburbano al nuevo aeropuerto de Santa Lucía contará con 10 trenes eléctricos de nueva construcción que se tenían contemplados para el tren interurbano México-Toluca, fabricados por la empresa española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) y que pueden ir a una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora y tienen una capacidad de traslado de 700 pasajeros por cada convoy.

El proyecto de ampliación correrá por 15,6 kilómetros sobre un trecho de vía ya existente para un tren de carga y prevé la construcción de seis estaciones, dos en Lechería para el transbordo y cuatro nuevas: Cueyamil, Los Agaves, Nextlalpan y Jaltocan, de acuerdo con el proyecto de ampliación aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente de México.

Para esta ampliación del tren se contempla una inversión de 12.479 millones de pesos (poco más de 606 millones de dólares), como una alternativa de transporte masivo rápido, eficiente y a bajo costo para los usuarios del AIFA. El tren suburbano es operado por una concesión de Ferrocarriles Suburbanos, una compañía integrada por la española CAF y Omnitren y por el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).