24 de mayo de 2024

La verdad de Oaxaca

El periódico de los oaxaqueños

Concierto de Bunbury y el retiro de ambulantes

* El movimiento social ciudadano Unidos por Oaxaca #UNO reconoce y aplaude la decisión conjunta de retirar ambulantes y exhorta a los gobiernos estatal y municipal a darle continuidad y permanencia.
* El proyecto de construir una nueva central de abasto en Tlacolula por Comerciantes Unidos de la Central de Abasto Oaxaca S.A. de C.V., se encuentra parado por la invasión de predios de propiedad privada.(A Roberto Toledo, reportero de Monitor Michoacán, asesinado en Zitácuaro, probablemente por denunciar la corrupción municipal. ¡Paren el genocidio de periodistas! ¡Demandamos la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte Internacional de Justicia! Abrazo fraterno y solidario a sus familiares, compañeros y amigos.)

Con optimismo de realista informado, los últimos acontecimientos en la capital oaxaqueña confirman que gobernar bien Oaxaca no es imposible, quizás sí difícil, complejo y complicado.

Contra la opinión generalizada por ingenuidad, falta de información o interés personal, grupal o faccioso, es relativamente fácil gobernar bien Oaxaca, toda vez que la jauría tiene dueño.

Es muy fácil identificar el establo al que pertenecen los dirigentes históricos de ayer y de hoy de los grupos de presión política y chantaje económico existentes, todos tienen un fierro en las ancas.

De ahí la importancia estratégica de los gobiernos, de realizar trabajo de inteligencia de manera intensa y permanente, para contar con una Agenda de Riesgos actualizada y saber quién es quién.

Es de lamentar que en el mejor de los casos de contar con el diagnóstico de los “focos rojos” y “amarillos”, por genial perversidad, los gobiernos han renunciado a ejercer el poder para bien.

A pesar de contar con la radiografía de los grupos de interés y de presión, los tres órdenes de gobiernos han preferido incorporar a sus redes de complicidad a sus dirigentes y cooptarlos.

En tales condiciones, de manera genialmente perversa los gobiernos herederos del viejo sistema político mexicano han entronizado la anarquía y la corrupción como la principal fuente de su riqueza.

Los actores políticos que, por convicción o fanatismo político-ideológico, no aceptan prostituirse y vender su conciencia y en muchos casos hasta su cuerpo, simplemente son eliminados físicamente.

Al margen de esta divagación politológica, basta la firme voluntad política con las faldas o pantalones bien puestos para gobernar bien, simple y sencillamente respetando y haciendo respetar la Ley.

Y para conseguirlo nunca es tarde aun cuando el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa entró de lleno en la recta final, mientras que la administración municipal de Chico Neri está recién iniciada.

Con inteligencia, pero sobre todo con humildad, el alcalde Chico Neri y el Gobernador Alejandro Murat, mediante un operativo conjunto liberaron calles del primer cuadro de la ciudad de Oaxaca.

Con sensibilidad, los titulares del Ayuntamiento y del Gobierno del Estado cumplen con su obligación de garantizar el libre tránsito y reubicar a los puestos ambulantes para que no afecten la vía pública.