El Zumbido del Moscardón huyAlejandro Leyva Aguilar

La Coalición Va Por Oaxaca cuajó en 10 distritos federales electorales, 25 locales y 80 municipales, falta ahora definir quiénes serán los candidatos pero podemos esperar que sean los más competitivos y para eso no hay mejor determinación que una encuesta seria de preferencia electoral.

Supongo que los tres partidos coaligados ya trabajan en la ingeniería electoral necesaria para saber cómo elegir a quienes los representarán en esos lugares en donde la coalición Va Por Oaxaca tendrá presencia con candidatos únicos.

Ese paso ya está dado, pero en la coalición parcial de municipios, sólo entraron 80 ayuntamientos entre los cuáles, no se cuentan muchos muy importantes como la capital de Oaxaca. Nuestra ciudad, deberá buscar una candidatura común, que en la praxis, es lo mismo que una colación pero registrada en diferente tiempo político.

Aquí es donde hay una controversia, derivada de la necesidad protagónica de algunos actores políticos panistas que no comulgan con la idea de una candidatura común encabezada por un priísta y habría que hacerse una pregunta ¿ese grupo reducido de panistas cree que puede ganar con sólo sus siglas Oaxaca de Juárez?

Están en la oportunidad histórica de regresarle a Oaxaca y a sus habitantes la dignidad en el gobierno porque hemos visto en estos tres años, que MORENA, no tiene la capacidad para hacer buenas administraciones ni estatales (Morelos con su Cuauhtémoc), ni Federales ( el Peje y su desorden), ni tampoco municipales (Oaxaca de Juárez y su Oswaldo ausente).

MORENA sin embargo tiene un peso específico en la Ciudad de Oaxaca y en algunos municipios de nuestro estado, pero las luchas intestinas por el poder, harán que se fracture sin posibilidad de juntar los pedazos en uno solo, es la esencia de los morenistas, son belicosos por definición, así que hasta el momento, hay 10 aspirantes a presidente municipal por ese engendro de partido.

Entonces, una candidatura común es viable y garantizaría el triunfo en Oaxaca de Juárez si las fuerzas políticas como el PRI, el PAN y el PRD se ponen de acuerdo para competir con una candidatura común, el problema es ¿quién debe ser el candidato?

La respuesta es la misma a la pregunta aristotélica ¿quién debe gobernar?… el mejor, pero ¿quién es el mejor?, ¿el que tenga todas las respuestas?, ¿el que tenga todas las soluciones?, ¿el que tenga toda la experiencia?, ¿el que ya haya ejercido el poder?

Aristotélico si pero con una causa común que es el rescate de la Ciudad de Oaxaca de las manos de ineficientes que la están sumiendo en un descontrol de inseguridad sobre todo y de falta de oportunidades, desempleo, ambulantaje, informalidad y descrédito nacional e internacional.

Así que una candidatura común debe estar bien pensada y fuera de toda ocurrencia o interés personal o de grupúsculo, la candidatura común de Oaxaca de Juárez debe construirse con los consensos necesarios en torno a un candidato que tenga las respuestas a las preguntas de los párrafos anteriores a este.

Y tampoco puede ser un dedazo, ni menos producto del chantaje mediático de unos cuantos que suponen que se están quedando sin un hueso. Así que la candidatura común, tiene que salir de una encuesta amplia y democrática que le permita al candidato relacionarse con las tres fuerzas políticas y representarlas en las urnas con una sola causa: La Ciudad de Oaxaca de Juárez.

El PRI, tiene su candidato que es Javier Villacaña e imagino que medirán el nombre de este político con quizá otros del PRD y otros más del PAN y, quien tenga la mayor aceptación de todos, será quién encabece esta candidatura común que seguramente recuperará, para los oaxaqueños, nuestra Ciudad Capital.

Si el grupo de inconformes no respetan estas sencillas reglas del juego, es seguro entonces que se quedarán sin hueso y hay que reconocer el esfuerzo que hace la dirigencia estatal del PAN encabezada por Naty Díaz y Juan Iván Mendoza por construir los consensos necesarios para recuperar Oaxaca Capital.

QuédateEnCasa

@leyvaguilar
Instagram: leyvaguilar