Chapulines



Varios insectos son consumidos en el estado, incluyendo hormigas y gusanos de maguey, pero el más conocido de ellos es el saltamontes, llamado chapulin.Varios insectos son consumidos en el estado, incluyendo hormigas y gusanos de maguey, pero el más conocido de ellos es el saltamontes, llamado chapulin.


​ Aunque son comidos en otras partes de México, los chapulines son las más populares en la zona de los Valles Centrales de Oaxaca. Son una fuente importante de proteínas en las zonas rurales y un manjar en la ciudad de Oaxaca. Se han comido desde mucho antes de la llegada de los españoles y en general se comen como un condimento, bocadillos y algunas veces como platillo principal.Su preparación y venta es una ocupación de tiempo completo para muchos y una importante fuente de ingresos para muchas familias de zonas rurales. Incluso se envían a los Estados Unidos.


Los chapulines que se consumen son recogidos de los campos de maíz y alfalfa. Son semi-domesticados, viven más tiempo y se reproducen a tasas más altas que las que viven en zonas silvestres. La temporada de cosecha de los insectos es durante la temporada de lluvias, a finales de primavera hasta principios del invierno. Esta temporada de cosecha comienza con la eclosión de nuevos chapulines, llamados nymph en Inglés y un sabor dulce, dominando un precio superior. Los chapulines mayores tienden a tener un sabor ligeramente amargo. Los chapulines limpios se cuecen sumergiéndolos en agua hirviendo sazonada con ajo y limón.La forma más común de comerlos son frescos en el comal y con una tortilla, pero también se comen fritos con polvo de chile como un aperitivo (especialmente con mezcal) y se puede encontrar en las preparaciones más sofisticadas, en una salsa o mezclado con huevos.